domingo, 21 de enero de 2007

Nuestra Responsabilidad

Parece que últimamente todos hablamos sobre ciertos temas con nuestros amigos, compañeros, familiares… Cuestiones como el cambio climático, o temas relacionados con política, como la complicadísima situación que estamos pasando en España con el terrorismo de ETA.

El caso es que, al oír las opiniones que todos solemos dar con respecto a estas cosas, demasiado a menudo parece que lo que estamos diciendo es “pero, ¿de qué sirve lo que yo opine?”, “¿qué puedo hacer yo?”, “Los que deciden son los políticos, ellos tienen el poder y no hacen lo necesario, ¿qué podemos hacer nosotros?”

Pensando precisamente en esto, en lo difícil que resulta a veces que entendamos la increíble importancia de cerrar un grifo mientras uno se enjabona en la ducha, he comenzado a leer el primer tomo de “La Sabiduría del Sutra del Loto”, y en él he leído las siguientes palabras de Sensei Ikeda:

Algunos dicen que el estado de ánimo preponderante en el mundo actual es la
impotencia. Sea cual fuere el caso, todos somos muy conscientes de que las cosas
no pueden seguir como hasta hoy. Sin embargo, las decisiones sobre temas
políticos, económicos y ambientales parecen tomarse en algún lugar fuera de
nuestro alcance. ¿Qué puede hacer un individuo teniendo en cuenta las
gigantescas instituciones que gobiernan nuestro mundo? Este sentimiento de
impotencia alimenta un círculo vicioso que sólo consigue agravar el cuadro y
fomentar en la gente la idea de que todo es inútil.


¿No es increíble cómo consigue uno siempre encontrar exactamente lo que le preocupa en los libros de Ikeda? ;o)

Continúa diciendo:

En el extremo opuesto de esta percepción de impotencia, la filosofía del Sutra
del Loto nos enseña que cada instante de la vida abarca tres mil estados
posibles (ichinen sanzen) y nos orienta a aplicar esta enseñanza en nuestra vida
diaria. El principio de que un instante vital abarca tres mil estados nos dice
que la determinación esencial interior (ichinen) de una persona puede
transformar cualquier cosa. Esta enseñanza da expresión suprema al potencial
infinito y a la dignidad inherente a la vida de cada ser humano.


Así que, ya lo sabemos, como seres humanos que somos tenemos el potencial de cambiar TODO aquello que sea necesario cambiar. Puede parecernos que no tenemos el poder, o que una acción de uno de nosotros no vaya a cambiar gran cosa, pero no es así, y debemos asumir nuestra responsabilidad personal en todo lo concerniente a nuestras vidas. La responsabilidad de movernos, de actuar, y de concienciar a otros para que también actúen.

Ánimo a todos!!

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Hola Guapita!
I'm gonna try and translate it everydaybso I can learn spanish and see how you are!
love you xxx

13:17  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home